Palabras sin fronteras (Óscar Hahn)

Palabras sin fronteras (2018)

Óscar Hahn (1938)

Tajamar Editores

ISBN: 978-956-366-098-2

182 páginas

 

Óscar Hahn es un poeta de ya basto recorrido, que detenta no solo una larguísima obra sino que también ha acumulado una serie de reconocimientos, como por ejemplo el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2011) y el Premio Nacional de Literatura (2012), por lo que a estas alturas tiene un sitial relevante en la literatura chilena.

Palabras sin fronteras es un libro que se sitúa entre la crónica y el ensayo, consistente en una serie de notas del autor sobre poesía chilena. En él, Óscar Hahn recorre de manera selectiva la obra de diez grandes poetas chilenos. La selección es de carácter personal: si bien aclara que no intenta establecer un canon, no es menos cierto que manifiesta su admiración sin ambages por cada uno de los escritores que reseña y destaca.

Y aunque no hace listas, ni establece jerarquías, qué duda cabe, en este libro se encuentra lo más selecto de nuestra creación poética, analizada desde el punto de vista de Hahn, que tiene el valor de no hacerlo desde la óptica de crítico o académico, sino que desde la de un lector competente, del escritor que mira a sus pares —hacia la altura que a cada uno otorga— desentrañando los mecanismos por los cuales sus textos funcionan de tal o cual manera o, simplemente, haciendo evidente las pulsiones que motivan esos mismos textos.

Hay en ese gesto algo que no es menor y que hace de Palabras sin fronteras se convierta en un texto sumamente accesible, y es que Hahn consigue explicar con sencillez aquello que tiende a ser complejizado ante la dificultad mayor de ser aprehendido: el pequeño misterio por el que una obra poética es capaz de producir belleza sin nada más que palabras.

Existe un segundo aspecto que lo hará más ameno todavía, y es que Hahn conoció a buena parte de los poetas que comenta. Por ende, entre la revisión de algunos de sus textos más luminosos se colarán repetidamente anécdotas de encuentros, visitas, amistades y pérdidas, que producen en el libro una sensación de continuidad cronológica, le dan un marco y lo convierten en un texto híbrido entre ensayo y crónica.

Óscar Hahn comenta la obra de Carlos Pezoa Véliz, en cuya sensibilidad social se detiene especialmente, de Gabriela Mistral, respecto de quien realiza una inteligentísima lectura de su poema «Una palabra», en donde, contrastándolo con aspectos biográficos de la Premio Nobel, sugiere la eventual existencia de aspectos relacionados con el origen y concepción de Yin Yin. Óscar Hahn lo plantea así:

“Ahora voy a ir un poco más lejos. Es posible que todo tenga que ver con hechos que ocurrieron antes del nacimiento de Yin Yin. Cuando Gabriela se hizo cargo del niño, contó que era hijo de su hermanastro (…) (Doris Dana) revela a los medios de comunicación chilenos que Juan Manuel, según le habría confesado la misma Gabriela, no era su sobrino sino su hijo natural.” (página 30)

La lectura que realiza Hahn, de «Una palabra» convierte ese texto en una declaración velada sobre la desconocida paternidad de Yin Yin. Y que, más allá de lo curioso, posible o no de esa lectura, demuestra los distintos planos en los que Hahn lee los textos que escoge cada vez que se refiere a uno de los autores. Y, por supuesto, cuando habla de Gabriela Mistral, no puede más que rendirse a lo magnánimo de su obra, especialmente de su tercer libro, Tala. Y es con quien más se detiene en estas páginas.

De Vicente Huidobro alaba su rupturismo, y se demora especialmente en su cercanía con Nietzsche, de quien dice que «se siente un alma afín» y que «imita sus gestos y actitudes porque le sirven para sustentar su vocación contestataria y para tratar de resolver la crisis religiosa en la que se encuentra sumido» (página 57), y da variados ejemplos de textos de Huidobro que siguen de cerca los reconocidos textos del filósofo. Por supuesto, no pueden faltar en estas notas sobre poesía chilena ni Neruda ni Nicanor Parra, como un binomio, considerando a este último un gran provocador. Incluso, dando un paso hacia la crónica, cuenta un par de encuentros con Parra y relata una escena decidora sobre su forma de trabajo:

«Le pido que me pase el cuaderno donde están escritos los versos de salón. Una vez más compruebo algo que ya había notado en otros manuscritos suyos. Tienen una gran cantidad de correcciones. Esas frases tan naturales y coloquiales no son producto de la improvisación. Él trabaja duro, como cualquier artista de la palabra, para darles la fisonomía que deseaba» (página 111).

Hay otro gesto hermoso, que a esta altura no debería sorprender a nadie, y es que sitúa a Violeta Parra dentro de su selección, es decir, a la folclorista y cantautora la reafirma como la gran poeta que es, y además nos recuerda que «su incorporación al canon poético nacional se debe a Eduardo Anguita» quien en «1981 publicó la Nueva antología de poesía castellana en la que incluye cuatro poemas de Violeta» (página 126), además de registrar las críticas que esa situación produjo en el ambiente literario nacional, las que parea con el Nobel dado a Bob Dylan en el año 2016.

Enrique Lihn, Eliana Navarro, Gonzalo Rojas y Jorge Teillier son el resto de los poetas que colman sus preferencias y de los que relata anécdotas personales. A este último lo sitúa en las antípodas de Nicanor Parra —con el Parra que alguna vez llamó “chistes” a sus propios poemas—, a pesar de que establece zonas de convergencia (recuerda que Teillier señaló que la poesía no se escribe «con el pobre humor / de los que quieren llamar la atención / con bromas de payasos pretenciosos», página 174).

Palabras sin fronteras es una selección de poetas imprescindibles de nuestra literatura, que son revisados bajo la lectura y los recuerdos de Óscar Hahn, transitando libremente entre el ensayo y la crónica. Esto hace de este un libro ameno y de fácil lectura, en el que una de sus principales virtudes es que no está dirigido a un público académico o especialista, sino que es más bien consiste en invitación del autor a encantarse como él lo hace por este puñado de obras y autores rutilantes de Chile.

Todo lo anterior cruzado por la bella nostalgia por los amigos desaparecidos, a quienes ya no puede decirles que afuera llueve en voz baja, tal como sí lo cuenta al eventual lector de Palabras sin fronteras.

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from G. Soto A.

Matar al Mandinga (Galo Ghigliotto)

Matar al Mandinga (2016) Galo Ghigliotto (1977) Lom Ediciones ISBN 978-956-00-0829-9 148...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *