El diccionario de JLFJ (José Luis Fernández Juan)

diccionario JLFJ autor ficcionario

Reseña por: John Jolufer

El diccionario de JLFJ
Autor: José Luis Fernández Juan
ISBN: 978-84-9160-182-1
138 páginas

Si las voces excitan a las voces, El diccionario de JLFJ, otro de sus libros, excita con sus voces el anhelo de diversión. Nos encontramos ante un alucinante ficcionario que recoge casi 1.800 palabras con definiciones inéditas. Las palabras son las asombrosas protagonistas de este edificante diccionario. No podía ser de otro modo. El concepto del no concepto se convierte en un florido refugio poético. Las palabras están diseñadas con ritmo, con metáforas, con retórica… y con duende.

Descubrir significados ignotos se convierte en un ejercicio de entretenimiento altamente recomendable. Nada es gratuito. Los resultados son ecuánimes. La autenticidad de las voces seleccionadas no es lábil ni capciosa; se sustenta en la racionalidad de la aleación concebida. No hay soluciones utópicas sino evidencias incontestables.

En este libro las sorpresas acechan y subyugan con sus conexiones sutiles. Nos invaden de vivacidad y nos impulsan a querer seguir descubriendo. La actitud incluyente de JLFJ despeja la autónoma convivencia entre percepciones de diferentes filiaciones. Las cabriolas lingüísticas facilitan la distensión de la rigidez entre la imagen y el texto. No hay pensamiento sin lenguaje; es decir, el lenguaje crea su propia realidad.

Crear vocablos exige cuestionarse qué existe más allá de las formas. Cada vocablo tiene su intención y aspira a consolidarse entre la colectividad. Significado y significante con aroma futurista obtienen la savia necesaria para ser transportada por los tejidos del castellano. No todos los líquidos exudados los consagrará la RAE, pero todos están invitados a disfrutar de sus 15 minutos de gloria.

El diccionario ansía expandir nuestro idioma desde el libre ejercicio de pensar para lograr ensamblar letras, imágenes y conceptos. Nomás así certificaremos sus relaciones secretas. Aportar nuevas vías de pensamiento ayudan a ampliar y enjuagar nuestro idioma. Los resultados se expanden y toda la sociedad se beneficia. Aumentamos nuestro capital léxico y mejoramos nuestra comunicación. Argentina es Colombia y Chile es Perú. Nos encontramos en tierra fiable.

Este ficcionario intemporal tiene largo recorrido. Vale hoy y valdrá mañana. Su larga vigencia es incuestionable. La representación de las palabras ha de tomarse con una perspectiva de verdad múltiple. La realidad también puede ser individual. Si entendemos que las fronteras entre lo privado y lo público se diluyen, todos podemos disfrutar de las palabras con espontaneidad. El desarrollo de una nueva mímesis a partir de la reconfiguración nos trae la democratización.

Los espacios y tiempos mentales establecen los términos empleados e inician al lector a vislumbrar que pueden existir tantos puntos de partida como respuestas. Y él puede contribuir a la celebración con sus propias creaciones.

Todos podemos palabrajear. Nuestra lengua no tiene límites.

¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
Written By
More from Lo que leímos

Jorge Baradit: “Nada me interesa menos que la literatura”

por Alfredo García Cid @AmsterdamK   Jorge Baradit es uno de mis...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *