Te convertirás en un extraño (Nicolás Campos Farfán)

Te convertirás en un extraño (2018)

Nicolás Campos Farfán (1983)

Los Perros Románticos

ISBN 978-956-9594-19-9

118 páginas

 

Te convertirás en un extraño es un conjunto de nueve relatos que merodean en la idea de algo roto o fracasado, normalmente en un momento anterior a los hechos que se narran.

Así ocurre, por ejemplo, en Su vida nueva donde una pareja que vive de lo que recolecta de la basura evidencia que sus fisuras van más allá de un simple engaño circunstancial y que se extienden a una biografía que poco a poco alcanzamos a vislumbrar, o en Gusana de libros donde la relación entre una mujer y su nieto se da más bien por ausencias y encuentros en una casa que ha quedado semivacía donde comienzan a rastrearse, presumiendo la existencia del otro nada más que por los vestigios que van dejando. Este cuento, además, da pie a una especie de versión alterna al “¿Por qué hay algo en lugar de no haber nada?” de Heidegger; es la gran pregunta sobre la existencia, que en cierta manera cruzará todo el libro como idea subterránea, con versiones que no solo preguntan por la existencia, sino que además con la existencia en relación con otros, en aquel “ser nadie” que inevitablemente remite a otro que sí existe, y respecto al que somos o no alguien.

“Leer a Eco siempre me hizo sentir del lado contrario al suyo. Yo no escribo, ni siquiera subrayo. Me gusta que las palabras se queden fijas y pasar por ellas sin dejar un rastro duradero. Que los libros me hablen y no les responda nada.” (página 84, “Gusana de libros”)

Esta ruptura previa al inicio del relato de la que hablábamos también está en Las cintas donde aparece por una serie de abortos o perdidas espontáneas que ha sufrido la pareja protagonista. El autor nos enfrenta a la muerte del último de sus hijos, el único que alcanzó a nacer y crecer algunos años. Se trata de una muerte torpe, sin leyenda ni grandilocuencia, que incluso cuesta trabajo creer, no por absurda sino por nimia, lo que sirve para poner en sordina el drama que podría significar un relato como este. Como es previsible, estos acontecimientos producen un derrumbe en el matrimonio y hace latente todo el daño que ya habían recibido.

Los relatos de Te convertirás en un extraño tienen un tono tan contenido que varios de ellos acaban sin un final convencional y tienden a diluirse cuando el autor ha logrado un punto que tensione a los personajes. Nicolás Campos Farfán lo hace por medio de quitarle importancia a los hechos; no tanto los hechos del relato, sino que a la vida con sus imposibilidades y con una especie de determinismo que da la idea de que estos personajes simplemente prefieren entregarse a su suerte, como si nada realmente afligiera por completo a estos personajes golpeados, y que fuera el hecho de no registrar más los golpes lo que impide que se derrumben totalmente. Así ocurre, por ejemplo, en El sonido de un cassette cuando se acaba donde presenciamos la vida de una banda que no logra mayores reconocimientos ni lugares donde tocar. Sus integrantes deambulan por sus propias vidas, mientras se encuentran con algunos pares que hacen lo mismo. El tiempo pasa y, aunque por supuesto que existen variaciones, parecen ir tropezando en las pequeñeces que van configurando el día a día, sin que las expectativas se cumplan o derechamente, sin que las expectativas lleguen a importar.

“Quieres contarle al sensei que no te sentiste mal al perder, que, al contrario, descubriste que no era tan malo, y que, si ya no es tan terrible, en adelante quizá te va a dar lo mismo perder.” (página 113, “Osu”)

 

En Te convertirás en un extraño, cuento que da título al libro, el autor se propone un curioso ejercicio formal, al intercalar las voces de un padre e hijo que no se conocen. El padre reconoce como su hijo al mesero que lo atiende en una especie de bar restoran pero el hijo no sabe quién es él. En este relato hay un gran manejo de la tensión y de la extrañeza que producen estos dos seres que se observan, desconociéndose. Por su parte, Osu es un relato en segunda persona. Su narrador se dirige a un joven que estudia un estilo de karate y que ve a su sensei decaer. En ello hay una derrota que tensa el relato, hasta que esta deja de tener la importancia y pareciera naturalizarse.

¿Qué hay en estos cuentos de esta tesitura tan baja, en que sus personajes juegan a diluir sus expectativas en lugar de reacomodarlas o construir otras nuevas? La mayoría de ellos son jóvenes todavía, en un momento que cabría la idea de rehacer, volver a creer. En la idea de convertirse en un extraño está aquello de no ser nada para nadie, de volverse algo trunco, algo que ninguno reconozca, con medio pie en la nada. Campos Farfán juega a la extrañeza, a ser extranjero en la vida propia. Quizás, simplemente, propone otra forma que en lugar de haber algo haya nada.

Te convertirás en un extraño es también una rareza en el panorama contemporáneo. No tanto porque se aleje del “yo”,  sino porque su autor además se aparta de los temas en boga: no quiere hacer de la literatura una bandera, ni cuestiona el lugar de la mujer en la sociedad, o las formas en que se concentra el poder, ni utiliza la migración para poner a Te convertirás en un extraño dentro de la discusión cotidiana. Te convertirás en un extraño muy conscientemente se niega a ser parte de una lucha, por el contrario, Nicolás Campos Farfán pareciera querer jugarse todo su valor en la construcción de una sensación estética, en la extrañeza que producen al lector estos relatos, en su tono, en la conversión de sus personajes en extraños sin que medie pirotecnia ni drama alguno. Me parece que en ello hay un discurso valioso, un proyecto literario propio, al que vale la pena estar atento.

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from G. Soto A.

Huellas en la tierra (Óscar Castro)

Huellas en la tierra (1940) Óscar Castro (1910-1947)
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *