Berta Isla (Javier Marías)

Reseña remitida por:

Mónica Vásquez Vetterlein

 

Berta Isla (2017)

Javier Marías (1951)

Penguim Random House

ISBN: 978-956-384-036-0

544 Páginas

 

Enfrentarse a una novela de Javier Marías es garantía de procurarse una experiencia literaria equiparable a degustar un buen vino, porque se trata de novelas bien construidas en que se nota el oficio de un escritor que no escribe para satisfacer al consumidor de lo desechable, por lo tanto, como era de esperarse Berta Isla no defrauda al lector exigente.

Berta Isla es la historia de cómo la vida de Berta se ve determinada por la de su marido, Tomás Nevinson, un hombre en quien su don para hablar idiomas e imitar distintos acentos, termina siendo una trampa mortal. Tomás Nevinson, poco antes de casarse con Berta, se ve involucrado en un hecho policial del que no tiene culpa alguna, sin embargo, esa infortunada circunstancia condiciona decisiones que afectarán para siempre su carácter, sus escrúpulos y el curso de su vida, con el consiguiente daño colateral a Berta.

El relato no calza en novela policial, pero sin duda tampoco lo es de amor. Es una acertada metáfora del desconocimiento de la esencia de las personas, incluso de las más próximas. La opacidad del alma de Tomás Nevinson, sus silencios y ausencias cargadas de contenido, son el verdadero ser del hombre con el que Berta se casó y del cual desconoce lo esencial.

Es una historia marcada por la frialdad de un hombre que se auto compadece, que prefiere culpar a las circunstancias antes que a sus decisiones por la infelicidad que ha marcado su existencia. En realidad, Tomás es un cobarde, que ha preferido seguir órdenes toda su vida para evitar el costo de confrontar, y con ello ha vivido en la idea de que aquello que determinó su vida simplemente le ha sobrevenido, pero en este dejarse llevar estriba su decisión y ello es lo que ha marcado su relación con el mundo, con las personas y consigo mismo. En realidad, es un discapacitado afectivo al que las circunstancias le han acomodado porque han sido la excusa para justificar el daño que ha hecho a todos los que lo han querido y con los que jamás ha construido vínculos reales. Tomás carece de la más elemental humana empatía, simplemente usa a las personas; a Berta y sus hijos, porque le acomoda la idea de mantener lo que él llama una “lealtad simbólica” que lo ate a algo o alguien en la vida; a sus padres, a la mujer a la que se vincula desde el engaño y a la pequeña hija extramarital que lo entretiene con la dulzura de los niños, pero a la que abandona abruptamente fingiendo amor hasta el segundo antes de cerrar la puerta y archivarla en su pasado.

En realidad, es un egoísta incapaz de vincularse emocionalmente a otros, un ser que partió la vida derrotado y que ha encontrado en su trabajo la justificación y excusa para ser lo que realmente es, “un desterrado del universo” y en ese contexto a la sombra de lo que pasa con Tomás la vida de Berta se desenvuelve entre angustias, conjeturas, preocupación y esperas infinitas que condicionan su alma. En Berta hay una obstinación que nada tiene que ver con el amor, ella en algún momento de su vida determinó que sería Berta Isla de Nevinson y está dispuesta a sostener esa situación porque no se concibe a sí misma de otra forma, no quiere replantearse la hoja de ruta que trazó desde muy joven, en eso estriba el error de Berta que posibilita todo el desarrollo psicológico de la novela: en lentamente irse dando cuenta que desentrañar lo que Tomás Nevinson realmente es, es algo que prefiere no saber.

“A veces tenía la sensación de vivir con alguien cuyo destino ya está trazado, o que se siente cautivo y sin escapatoria, y que por lo tanto mira sus días con indiferencia, sabedor de que sorpresas grandes o gratas no le van a traer. En cierto sentido alguien envejecido que no aguarda más que el paso de los días para ver caer la noche, más que el paso de las noches para ver alzarse el amanecer”.

En suma, una novela que se lee con interés, que no deja cabos sueltos, porque todo se anuda -como en la vida- a su debido tiempo.

¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
Written By
More from Lo que leímos

Lanzamiento “Hijos de las estrellas”, de María Teresa Ruiz – 15 junio, 19.30 h – Centro Parque (Santiago)

Hijos de las estrellas, un maravilloso recorrido sobre los orígenes del universo y...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *