Una filosofía para América Latina (José Pablo Feinmann)

Una filosofía para América Latina (2018)

José Pablo Feinmann (1943)

Editorial Planeta

ISBN 978-950-49-6220-5

205 páginas

 

En Chile José Pablo Feinmann no resulta ser un nombre muy conocido, especialmente fuera de ciertos círculos de especialistas. Cabe presentarlo, entonces, a pesar de tener un extenso currículo: es un filósofo argentino, que ha sido docente de la carrera de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires. Al día de hoy ha publicado más de treinta libros, entre ensayos y ficción. Además ha escrito tanto guiones teatrales como cinematográficos, siendo el más conocido en este rubro el de la película Eva Perón (1996)

Pero además de su constante devaneo con el pensamiento, con un pensamiento filosófico situado en Argentina y en Latinoamérica, ha encarnado la figura del intelectual sartreano, comprometido con su época, con opiniones y posturas políticas, jamás escondido en la academia ni en la universidad. Es así como ha participado constantemente en Radio, difundiendo sus ideas y enseñando conceptos básicos (y no tanto) de filosofía, también usando la literatura para desarrollar esas ideas filosóficas. Tal vez por lo mismo, por esa prolífica obra y aquella inquietud casi juvenil, es que fue llevado a la televisión pública argentina, donde comenzó ya hace ocho temporadas a conducir el programa Filosofía aquí y ahora, en el que se da el lujo de enseñar filosofía, el pensamiento filosófico de las mentes más relevantes o insignes, a través, como se dijo, de la pantalla de la televisión pública… con un éxito que le ha permitido mantenerse durante ocho temporadas, ni más ni menos.

La cuarta temporada de Filosofía aquí y ahora se basó en desarrollar latamente el tema de la filosofía latinoamericana. Y para quienes hayan seguido con atención dicho programa (que todavía puede encontrarse en Youtube) podrán ver que Una filosofía para América Latina tiene su origen ahí.

“Entonces se realizan esas revoluciones, que en realidad son una lucha para echar al conquistador español y tener la libertad para comerciar con quien se quiera, sobre todo con Inglaterra. Por eso la causa de la revolución latinoamericana es tan apoyada por Inglaterra. Esto está hegemonizado por las oligarquías de cada país, por las burguesías mercantiles hambrientas de mercancías europeas para enriquecerse con su intermediación. De aquí que todo proyecto de unidad de América Latina haya fracasado por completo, porque América Latina no buscó su unidad, buscó lo que se ha llamado “su balcanización” o desunión, porque esas oligarquías no querían unirse. Cada una quería hacer su propio negocio a partir de su propio país.” (página 35)

Una filosofía para América Latina de José Pablo Feinmann es un libro necesario, urgente, inteligentísimo. Como su título indica, pretende responder la pregunta de si existe una filosofía latinoamericana. La manera en que Feinmann responde es haciendo un recorrido por las ideas principales de los grandes héroes, las grandes mentes que han pensado e ideado un proyecto social y político para Latinoamérica. Es así como Feinmann se da el trabajo de revisitar la historia de la Latinoamérica colonial, de cómo nuestros países cambian de mano, se liberan,  independizan para simplemente, siguiendo a Mariátegui, cambiar de sumisión por la de la modernidad capitalista que ofrece Inglaterra.

Dice Feinmann, entonces, que es así como —frente a aquel hecho histórico que pone a andar el imperialismo capitalista como un hecho global, gracias al descubrimiento de América y su posterior liberalización mercantil— nuestras naciones engendran un puñado de hombres que, en diferentes momentos, piensan posibilidades, potencias de naciones y desarrollos autónomos, individuales, donde la idea de un país, una industria, un desarrollo a la par que el resto del mundo sea posible.

“Entonces, ¿qué es la verdad? La verdad no existe. La verdad es el poder para imponerla. Aquel que impone su visión de la realidad como “la” visión de la realidad, como “la” verdad, ese ha creado la verdad. Es necesario crear otra verdad que discuta con esa. De manera que la realidad es un choque de verdades diferenciadas, un conflicto fascinante de distintas interpretaciones en el que triunfa la que más poder tiene” (página 112)

Es así como se detiene en Bolívar y el sueño de la unidad latinoamericana. En José Martí ideando un país a través de la literatura, del periodismo. Feinmann vuelve a pensar en la invasión estadounidense a México, en sus revoluciones que en algún momento reafirmaron su identidad, su otredad distinta al gran país capitalista que lo engulle, el genocidio contra los paraguayos, el Che Guevara, Salvador Allende y siempre, como es lógico, en cómo la historia se ha ido produciendo en Argentina, su propia tierra, como un conjunto de hechos y catástrofes que parecen no tener un decurso necesario.

La respuesta de José Pablo Feinmann a la pregunta que da origen a este libro es contundente. ¿Tiene América Latina su propia Filosofía? Por supuesto que sí; no tiene, tal vez, una filosofía doctrinal, ideológica, no tiene una filosofía en alemán, aquella a que nos remite Heidegger. Tiene, por el contrario, un pensamiento filosófico que se ha expresado en estos grandes hombres que han pensado una Latinoamérica autónoma, quienes han intentado reafirmar la individualidad de esta parte del mundo, de ser algo más, algo distinto a un puñado de países subdesarrollados, a la vera de los países subdesarrollantes, ideando un proyecto único y especial, en tanto propio.

“El hecho de que se le dé una primacía a la política frente a la economía en lugar de someter la política a la economía (…) es el esbozo de un pensamiento diferenciado del pensamiento hegemónico de las grandes potencias” (página 21)

Este libro, decíamos, tiene un origen muy evidente en aquella cuarta temporada del excelente programa Filosofía aquí y ahora. De ahí mismo sus bemoles: falta de bibliografía, carencia absoluta de notas al pie con las referencias a los textos citadas, y hasta cierta incorrección en las citas que provienen de un discurso oral, donde ciertas imprecisiones son previsibles y del todo aceptables. Sin embargo, nada de lo dicho altera su valor de fondo, y es que consigue llevar a un lector lego la evidencia de este pensamiento filosófico latinoamericano siempre desarrollándose a contrapelo de la globalización del imperialismo capitalista. Este libro propone una discusión, como todo pensamiento; como todo replanteo de la realidad es siempre una invitación a repensarlo todo, a replantearse, porque el pensamiento autónomo es siempre revolucionario.

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from G. Soto A.

Susan Sontag. Intelectualidad y glamour (Daniel Schreiber)

Susan Sontag. Intelectualidad y glamour. Una biografía Daniel Schreiber (1977) Tajamar Editores...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *