Los amores de Nishino (Hiromi Kawakami)

Los amores de Nishino (2017)

Hiromi Kawakami (1958)

Penguin Random House

ISBN 978-84-204-2389-0

202 páginas

Reseña enviada por:

Mónica Vásquez Vetterlein

 

Los Amores de Nishino, cuya autora es una de las referentes de la literatura japonesa actual, Hiromi Kawakami, es un volumen conformado por diez cuentos que se leen sin pausa por la agilidad y belleza de la prosa. Cada cuento corresponde a un relato que realiza una mujer diferente, en que describe la relación sentimental que la unió con un hombre de una impronta singular que resulta ser siempre el mismo hombre, en distintas edades y contextos, Yukihiko Nishino. Pero más que sobre los amores de Nishino, este libro trata de Nishino a través de sus amores.
Por separado cada cuento nos muestra facetas de Nishino, que aunque pudiera ser juzgado a la ligera como un mujeriego, es en realidad un ser humano que desde su fragilidad emocional busca, desesperadamente, encontrar el amor, vivir la profundidad de su emoción y encontrar a la mujer que satisfaga ese anhelo.

…A pesar de todo ello, Yukihiko tenía miedo. ¿a qué? Quizá a todo lo que tuviera que ver con las palabras “para siempre”. Quizá a lo que desprendía ese tenue olor que hay en el cálido aliento de las personas. Quizá a las cosas húmedas y fragantes que nos dan el cielo, el agua que corre y la tierra. Yukihiko tenía miedo de esas cosas y de las mujeres vinculadas a esas cosas…

Los relatos de Los Amores de Nishino se edifican sobre la experiencia de aproximación romántica, sensual, sexual y finalmente, existencial a otro ser humano.
Nishino fracasa en cada uno de los relatos en su búsqueda de amor, es un fracaso que al lector lo golpea, porque no estamos en presencia de la típica historia del don Juan y las mujeres que sufren. En general son ellas las que con frialdad prescinden de él y en el único aspecto en que Nishino logra un triunfo, que los lectores advertimos y desde luego él no, es la trascendencia en el recuerdo de las mujeres con las que ha coincidido en la vida. Es, para todas ellas, un punto de reflexión existencial sea que concluyan que lo amaron o no.
Las descripciones de Kawakami están muy bien logradas en ese difuso margen entre la prosa y la poesía. Se maneja con cuidado en el arte de que la carnalidad se mueva en el ámbito del erotismo sin caer en lo pornográfico y sin que falte intensidad en la forma de construir el relato.
Tal vez, lo que sorprende es la frialdad de las miradas que escrutan a Nishino, en ellas percibo una suerte de actitud alejada de la naturaleza femenina. No veo un atisbo de esa esencia indulgente y cálida, que por siglos ha definido lo femenino. Muchas de las mujeres del libro ostentan características marcadamente masculinas, incluso en la forma de evaluar los encuentros físicos con él no hay amor sino, las más de las veces, comentarios fríos técnicos y con distancia emocional que nos dejan la duda de si Nishino ha fracasado por sus características personales o simplemente porque su masculinidad no ha encontrado la complementariedad femenina.
Nishino se ha relacionado con otras masculinidades que constituyen la esencia de estas mujeres, o de la gran mayoría de ellas… “Echamos un polvo rápido. No fue una cosa extraordinaria, pero estuvo bastante bien. Al terminar, como habíamos convenido, nos tomamos una cerveza juntos. La superficie de la lata volvía a estar fría y bien empañada. Le di un trago largo. Nishino se quedó mirando fijamente la combadura que se formaba en mi garganta”…… y en otro relato leemos “me marché sola de su piso. Cerré con cuidado la puerta. Yukihiko me siguió hasta la entrada. Como un perro fiel…””.
Por eso, y permítanme dar mi preferencia, en Los Amores de Nishino yo partiría la lectura de por el cuento que más se aleja del patrón descrito: “Marimo”, porque es el único relato que se aproxima a la esencia del sentimiento amoroso de una forma tan delicada y singular, que devuelve la fe en la supervivencia de una naturaleza femenina, tan dulce, húmeda y sensible como necesaria y seguir por “Buenas Noches” por las perfectas y sensuales descripciones que son explicitas tan sólo hasta el límite que un buen escritor es capaz de trazar entre lo erótico y lo vulgar.

 

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

Novedad editorial: “Casino” de Patricio Milad

                       ...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *