Olga Cartonera: “Publicamos lo que nos gusta y lo que creemos que pueda ser interesante para otras personas”

catalogo

Es lógico creer que todos los libros están hechos por máquinas incesantes en donde prima la producción en serie, un afán de abarcar el escaso mercado y el legítimo interés de las editoriales por autosustentarse. Olga Sotomayor viene a decirnos que  existen alternativas que se van masificando poco a poco, ingresando a los espacios culturales disponibles. En la editorial que creó y dirige, Olga Cartonera, las tapas de los libros son de cartón adquirido en supermercados y trabajos particulares, y cada título tiene varios ejemplares distintos “pero iguales” en contenido, como consecuencia de un ejercicio manual y artesanal dirigido por la paciencia, la dedicación y el amor por los libros.

En esta ocasión les presentamos una editorial que publica desde poesía hasta literatura infantil. Todo hecho de cartón.

1.- ¿Cómo nace este proyecto de Olga Cartonera? Imagino que el precio de los libros en Chile tiene mucha relación con la iniciativa.

Este proyecto nace hace tres años y medio como un ejercicio de egocentrismo de su fundadora, Olga Sotomayor, quien quería publicar sus textos. Como conocía las #editorialescartoneras pensó que este era un buen formato para hacerlo. El precio de los libros en Chile nunca fue parte del problema o del proyecto.

2.- ¿Existen en provincias proyectos parecidos? Ampliando el foco, ¿Latinoamérica es un lugar en donde la producción artesanal de libros se ha podido establecer?

En Chile existen #editorialescartoneras en Arica (Fugitiva y Libertando), Valparaíso (Kiltra), Concepción (Infracción Ediciones) y Puerto Varas (Helecho). Las #editorialescartoneras, que están incluidas entre las artesanales (pues no todas las artesanales son cartoneras), existen en América Latina desde la creación de Eloísa Cartonera en Argentina el 2003, y existen muchas de diversas formas y características.

3.- ¿Están vinculados a otras editoriales de la misma índole? En este sentido, ¿reman todos para el mismo lado?

Conocemos físicamente a todas las #editorialescartoneras de Chile y a algunas internacionales (principalmente a las que participaron en el encuentro de octubre de 2014). Virtualmente estamos conectados con todos los que, como nosotros, tienen “vida virtual”. Como en la vida, no todos van para el mismo lado. Trabajan todas de diferente forma, con distintas personas a su haber, con diversos planteamientos. Esta diferenciación no es mala en sí misma, por el contrario, es complementaria.

4.- En el escenario actual, donde la oferta de libros es cada vez más variada, ¿qué opinión te merecen las editoriales transnacionales, convencionales y las llamadas independientes?

Lo podemos resumir en la frase “en la variedad está el gusto”. Todas las editoriales que mencionas en tu pregunta tienen derecho a  existir. Esa variedad de formas, nombres, apellidos (transnacionales, convencionales, independientes) satisfacen las necesidades de lectura de un público igual de diverso.

5.- ¿Qué tipo de libros publican? ¿Apuntan a un público especial con sus publicaciones?

No tenemos una línea editorial concreta, definida ni estipulada. Publicamos lo que nos gusta y lo que creemos que pueda ser interesante para otras personas. Este año estamos abriéndonos también al público infantil con nuestra colección LaNiñaCartonera que, hasta ahora, tiene un solo título. Esperamos que tenga dos más antes de diciembre de 2015.

6.- Entendiendo que cada uno de sus libros escapa de la tradicional fabricación en serie ya que son producidos artesanalmente, ¿cuál es el “tiraje” de un título promedio?

En nuestro caso, el tiraje de nuestros títulos no supera los cincuenta ejemplares.

7.- Pensando en la cadena de producción y en aquello que evitamos pensar siempre que leemos: la mayoría de las veces cada tirada de ejemplares implica árboles menos. Por lo mismo, ¿hay motivación ecológica en el surgimiento de las editoriales cartoneras?

Las #editorialescartoneras nacen de la crisis del corralito e inicialmente, más que una conciencia ecológica, había una conciencia social de ayudar a los cartoneros (recolectores de cartón) comprándoles a mayor precio el cartón (que sería la materia prima para las tapas de los libros). Pasados ya catorce años desde ese hecho y masificándose las #editorialescartoneras por el mundo (más de trescientas) ahora muchas de ellas tienen una vinculación con el tema del reciclaje.

8.- Si el mundo de los negocios es un mundo difícil y cruel, el mundo del negocio editorial lo es aun más. En este sentido, ¿es posible sustentar financieramente una editorial cartonera al mismo tiempo que se logra generar nuevos lectores?

En nuestro caso particular nunca hemos pretendido sustentarnos (tenemos otros trabajos “formales” que nos permiten dedicarnos a la editorial). No conocemos la realidad de todas las #editorialescartoneras, pero por lo menos en Chile no hay ninguna que se sustente por sí sola. Y generar nuevos lectores, en nuestro caso, no tiene relación con que esta se sustente o no.

9.- ¿Han tenido apoyo del establishment cultural chileno? Con esto me refiero a bibliotecas, municipalidades y centros culturales que hayan servido como viento para sus veleros de cartón.

La Biblioteca de Santiago acoge y organiza el Encuentro de Editoriales Cartoneras, que para su versión 2015 será el tercero de su tipo (el primero fue en mayo de  2013, y el segundo en octubre de 2014).  El Café Literario Bustamante nos recibió en abril para una feria de #editorialescartoneras. El Espacio Cultural Ñuñoa nos ha facilitado sus dependencias para realizar presentaciones de libros, y así distintos organismos nos van abriendo sus puertas de a poco.

10.- Los vemos muy activos en las redes sociales. ¿Les han sido de utilidad? ¿De qué forma se nota este provecho?

Estamos convencidos del poder de las redes sociales (virtuales y reales) para la difusión de nuestro trabajo de todas las #editorialescartoneras en general. Estas nos han servido para llegar a mayor cantidad de personas y para que muchos conozcan el trabajo que hacemos. Se hace evidente cómo aumentan la cantidad de seguidores/amigos que quieren conocer el proyecto, porque hay más autores que se acercan a nosotros.

11.-  ¿Han pensado en reeditar en versión cartón grandes obras de la literatura universal?

No es algo que hayamos conversado o considerado, pero tampoco lo descartamos.

12.- Por último, recomienda a nuestros lectores alguna de las obras cartoneras que han creado.

Nuestro catálogo es diverso (poesía, cuento, novela e infantil) por lo que para sus lectores y todo en general ofrecemos la variedad  de 12 títulos:

La mala poesía de Saito de Michel M. Deb

El dolor de la pasión de Cristopher Valenzuela

Otras balas de Matías Cravero

Spin off de Mauro Gatica

Babilonia contra la fe de Daniel Zetina

44 de Héctor Navarro

Desde las cenizas de Patricia Fénix

Letras oleadas de Raúl Ocaranza

Ventanas quebradas de Rodrigo Verdugo

Poemas errantes de Paz Crovetto

El increíble oficio de mi papá de Fernanda Pasten

Con un cuello de botella rota de Sergio Fong

 

 

¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
More from Luis San Martín

Viaje al fin de la noche (Louis-Ferdinand Céline)

Viaje al fin de la noche (1932) Louis-Ferdinand Céline (1894-1961)
Read More

3 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *