Geografía de lo inútil (Matías Correa)


Reseña enviada por:

Jonathan Opazo
Geografía de lo inútil (2010) 
Chancacazo Publicaciones
ISBN 978-956-8940-05-8 
Matías Correa (1982) 
212 páginas 
Precio referencial: $8.000 

Las fronteras de un mundo feliz no coinciden con las medidas de un mapa trazado para desgraciados.

 A veces da la sensación de que el sur chileno está plagado de espectros. Una especie de Comala frío en donde los vivos y los muertos se dan cita con pasmosa cotidianeidad. El sur como una metáfora de los mecanismos de la memoria y sus palimpsestos. Algo así trabaja Matías Correa en esta Geografía de lo inútil. Albert Pölier, profesor de filosofía, harto de la ciudad y su bullicio, se va a vivir al quinto piso de un departamento en el pequeño pueblo de Puerto Rosales. El edificio, sin duda uno de los personajes más importantes de la novela  caso no el principal, cuyo protagonismo se define desde la especialidad que permite que los personajes se inserten en un relato común, va acumulando en su piel los resabios de estas historias mínimas que se encuentran la una y la otra, dando pie a una serie de diálogos sobre la relación trágica entre la vida y la muerte, la Historia y sus derivas. También  ntendiendo que las lecturas de un libro suelen no agotarse inmediatamente sobre la relación vital que los hombres tienen con su territorio. 
A la usanza de Perec, Correa nos va contando cómo Albert Pölier, pero también Jonas Lohmiller —cuyos padres ahora muertos vivieran en el departamento que nuestro profesor de filosofía ha decidido arrendar, el juez Araos y Daniel Alzheimer (una especie de “pariente apócrifo” de Alois Alzheimer, médico que describiera la enfermedad que lleva su apellido) se relacionan con las cosas, cómo la vida se va inscribiendo y escribiendo en las habitaciones y en los cuadernos y cómo, también, estas inscripciones y escrituras van siendo constantemente re-inscritas y re-escritas como esa vieja ventana cubierta por una pátina de tierra en la que se hacen visibles toda clase de firmas, dibujos e imprecaciones.

 

Como toda bóveda que se precie de tal, aquella descubierta por Pölier también era el simulacro de una segunda conciencia. Es éste un símil capicúa que, como unos pocos y afortunados palíndromos, no pierde fuerza al ser leído a la inversa. Porque si es cierto que las bóvedas son como mentes extrañas, también lo es el hecho de que en la conciencia del otro se advierte un escondite secreto. (pág. 121)

               
Geografía de lo inútil es un debut interesante en donde Correa juega a muchas cosas, saliendo ciertamente airoso de esta tarea. Y esto en tanto el relato no solo se construye en torno a distintas voces, sino que también a distintas formas de registrar esas voces. De esta forma, el diario de vida y la conversación epistolar son parte de las piezas que componen esta novela que, como las otras reseñas concordarán, a pesar de esta propuesta presuntamente experimental de composición  cabe hablar todavía de experimentación en literatura?, no pierde en absoluto la legibilidad y la aprehensión de la historia que, al parecer, necesita de esa fragmentación para construirse. Genealogías armadas en base a retazos en donde no importa tanto lo que pasa finalmente como el placer de leer las distintas vertientes y micro-historias que se despliegan de un primer acercamiento a la muerte, un manual sobre cómo jugar dominó o el Tractatus de Wittgenstein. Todo esto, cómo no, en un formato bastante bueno de Chancacazo Publicaciones que, como muchas otras editoriales independientes, están haciendo un excelente trabajo de difusión de autores nacionales a precios realmente asequibles.
¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

Hijo de ladrón (Manuel Rojas)

Hijo de ladrón (1951) Manuel Rojas (1896-1973)
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *