Bolaño infra 1975-1977: Los años que inspiraron Los detectives salvajes (Montserrat Madariaga Caro)


 Reseña remitida por:
Joaquín Pérez
Bolaño infra 1975-1977: Los años que inspiraron Los detectives salvajes (2010)
RIL editores
Montserrat Madariaga Caro (1982 – x)
166 páginas
Precio referencial $7800
Si puedes ser leyenda para qué ser fosa común
Mario Santiago Papasquiaro
           
¿Cómo fue el proceso de conversión de Roberto Bolaño que lo llevó a ser un escritor? ¿Qué fue lo que vivió junto a los infrarrealistas? ¿Hay una coherencia entre ese Bolaño veinteañero y el que escribe 2666? Estas son las preguntas que este estudio intenta responder” (Pág. 13)
            De esta manera y con las interrogantes presentadas, Montserrat Madariaga, periodista y licenciada en Humanidades, comienza y da abertura a una investigación que la llevó al epicentro mismo de un terremoto poético que rompió –al menos por un tiempo los cánones establecidos de la cultura oficial. El Infrarrealismo, un movimiento cultural que llevó a cabo una profunda crítica a la cultura que estaba formándose al alero de Octavio Paz –poeta y ensayista mexicano y del presidente Luis Echeverría –gobernante de México entre los años 1970-1976 quién buscó crear una nueva imagen de los mandatarios del PRI, especialmente del presidente anterior a él, mediante un mayor apoyo a la cultura universitaria, tuvo entre sus filas a uno de los principales narradores chilenos de la historia y a uno de los principales del siglo XX en el mundo. Sus libros han sido devorados por jóvenes lectores que han visto, especialmente en Los detectives salvajes, una narrativa intensa, creativa, llena de humor y en donde no solo se aprecia la increíble capacidad de un Bolaño de mediana edad, sino que además permite entrar a un submundo creado a partir de una realidad muy específica vivida durante su juventud en México. Es justamente esta idea de similitud entre lo contado y lo realmente vivido, que se genera muy claramente con la primera parte del libro que le valió el reconocimiento a nivel iberoamericano, la que motiva una investigación como la que se lleva a cabo, y no resulta más útil y más reconfortante ante tales interrogantes que surgieron al momento de leer tal obra –al menos en mí caso sucedió así lo que hace que leer Bolaño infra sea tan apasionante como los mismos Detectives.
Los Infrarrealistas
            Este libro, del que destaca su fácil lectura, parte entregándonos un panorama histórico del México de la década de 1970, en donde el cambio de gobierno, las acciones del anterior y la mala estigma que este dejó, propiciaron que se comenzara a valorar los aportes culturales que desde las universidades se podían generar. Aumento de becas, de talleres literarios, de conciertos de la misma índole, mostraron la cara más afable de un gobierno que intentó por medio de la cultura obviar los problemas sociales que se ocultaban con la poesía. De ahí que surgiera un movimiento como el Infrarrealismo, completamente reaccionario ante esta realidad, que buscaba ser lo “opuesto a las viejas estructuras que solo daban cabida a los artistas e intelectuales consagrados y sus séquitos, y que empezaron a ceder «por un movimiento latinoamericanista muy underground y muy de izquierda» ” (pág. 25-26).

            Luego de aquello, la investigación comienza a centrarse endos aspectos importantes para entender a este movimiento: por un lado, las principales influencias poéticas del Infrarrealismo, o lo que se podrían entender como sus antecedentes literarios encarnados en otros grupos anteriores. Ya sea por medio del mismo manifiesto infrarrealista transcrito completamente en el anexo del libro o por las entrevistas realizadas a varios integrantes originales del movimiento, todos reconocieron a ciertos grupos que en el pasado tuvieron una misma misión que ahora esperaban replicar. Así también la joven investigadora revisa a aquellos autores por medio de las revistas publicadas por los mismos grupos.
            El segundo aspecto importante de la investigación es la interioridad de los personajes más relevantes del grupo: Bolaño y Mario Santiago. Increíblemente, la sólida amistad generada por los fuertes lazos de literatura existentes en ellos fue el principal elemento constituyente de los Infrarrealistas, grupo que prácticamente giró alrededor de ellos. Por lo demás, la personalidad de ambos, el arrojo de Mario y el excesivo bagaje literario de Bolaño fueron el espíritu detrás del movimiento, que se exacerba más allá de lo considerable en Los detectives salvajes. Por último, se presenta un examen de pureza entre ambos personajes, debate que para la autora quizás no tiene mucho sentido pero que a pesar de ello, se aprecia en las opiniones de los entrevistados. El resultado es interesante.
            Concluyendo, esta obra resulta entretenida para quien leyó la novela y se preguntó sobre la veracidad de los hechos que allí se cuentan. La increíble capacidad de Bolaño de describir con extrema exactitud los eventos ocurridos entre 1975 y 1977 hace que nazca la interrogante, y el libro la responde completamente, aunque hace que se pierda la magia entre lo que es literatura y ficción, pero es un costo que uno asume cuando tiene obras del alto calibre como esta.
¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

La vida privada de los árboles (Alejandro Zambra)

La vida privada de los árboles (2007) Alejandro Zambra (1975-x)
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *