El árbol de la memoria y otros poemas (Jorge Teillier)



El árbol de la memoria y otros poemas (2000)
LOM Ediciones (Colección Libros del ciudadano)
ISBN: 9562822834
Jorge Teillier (1935 – 1996)
80 páginas

Precio referencial: $1750

Jorge Teillier es el inventor de la poesía lárica, es decir, de la poesía del hogar con olor a pan tostado y exactas manos maternales; el guardia de los versos del paraíso perdido. Un poeta que alimentó sus versos con ayuda de lo que fue su Lautaro natal —un pueblo de la Araucanía, Chile—, el territorio de su nacimiento, lo que representa la línea del tren en la que aparece sentado en la portada de este libro de bolsillo. El río que corre, los caballos sorbiendo agua, el viento insomne o la gota de rocío que se balancea en medio de una hoja… a imágenes como estas apeló este referente chileno para construir una obra que, al ser leída, provoca de inmediato consternación para luego dar paso a una añoranza optimista y pesimista a la vez.
Esta antología contiene poemas de publicaciones que van desde 1956 hasta 1997. Una selección del también poeta chileno Pedro Lastra que, en no más de 100 páginas, incluye los poemas más importantes de Teillier. Aquí está “El poeta de este mundo”, esa triste elegía al poeta francés René Guy-Cadou; la mujer escabullida de “En la secreta casa de la noche”; o la melancolía solariega de “Después de todo”, en que la visión de un pasado y un futuro borroneados dan paso a recuerdos como lápidas preciosas, pero lápidas al fin y al cabo:
Equivoquémonos todo lo que queramos.
La tierra del desamor no existe
Ante el gesto tuyo de mostrar las magnolias
de una plaza de barrio (…)
De “Después de todo”, en De muertes y maravillas (1971)

Tal cual puede notarse echando una mirada a unos pocos versos, el amor encontrado y perdido son temáticas presentes en la poesía de Teillier, acompañadas, por cierto, de un lenguaje simple y exento de artificios o palabras complejas que hoy en día pueblan algunos libros de poesía. Aquí se puede reconocer el atardecer de las estaciones frías sobre el ánimo de un provinciano, construcciones de madera humedecidas, conversaciones con amigos de colegio, y por supuesto también calles conocidas de Santiago como Macul, avenida en la cual está el Instituto Pedagógico, donde llegó a estudiar un Jorge de 18 años enfrentándose a la ciudad que contrastó tanto con su terruño.
Más que un locus amoenus (la evocación del lugar ideal de la tradición literaria, trabajada por el poeta romano Horacio), lo que Teillier expresa con sus versos es la ausencia-en presenciade un lugar que rememora un sentimiento que lo mantendrá ligado hasta el día de su muerte, de lo cual está completamente consciente pues lo hace manifiesto. En cierta manera transmite sensaciones con una sensibilidad desbordante, trayendo el canto del gallo en las mañanas o el color níveo de los cerezos a un lector que probablemente no pueda conocer, actualmente, ese Lautaro que lo inspiró.
Pocos poetas logran traer su universo nostálgico completo con palabras llanas y carentes de todo elitismo intelectual e inexpugnable. Este chileno es uno de los pocos que se quedaron en la vereda de la poesía simple y potente, sirviendo al mismo tiempo de inspiración para los que vinieron y, por qué no, para los que aún están por emerger.

La línea férrea de Lautaro en la actualidad
Me despido de una muchacha
cuyo rostro suelo ver en sueños
iluminado por la triste mirada
de trenes que parten bajo la lluvia.
Me despido de la memoria
y me despido de la nostalgia
—la sal y el agua
de mis días sin objeto—
De “La despedida”, originalmente en El mudo corazón del bosque (1961)
Por último, y con el fin de que sigan interesándose por este escritor nacional, los dejamos con un video del poeta dos años antes de su muerte, conversando con el periodista Cristián Warnken acerca de su creación, sus ideas y vivencias relacionadas con el gran legado que dejó para la literatura chilena. Una entrevista en el programa La belleza del pensar que puede verse tanto antes y/o después de leer sus poemas
¿Te gustó este artículo?
More from Luis San Martín

Columna: Premio Nacional de Literatura 2014: El espectáculo innecesario

A mediados de agosto se anunciará el Premio Nacional de Literatura 2014,...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *