Fractura (Gerardo Soto)




Reseña remitida por:
Alfonso Cáceres Reneré
Fractura (2012)
Editorial Mago
Gerardo Soto Araya (1982 – X  )
ISBN: 9789563171679
192 páginas 
Precio referencial: $ 6.000
Fractura, de Gerardo Soto Araya, fue la obra ganadora del concurso de novela de la editorial Mago 2012.
Está construida en base a dos narraciones paralelas que tienen un comienzo (o un final) común. Por una parte está la historia de un modesto y bienintencionado camionero (Manuel Jara, el Manu) que hace tiempo ha abandonando a su mujer Susana Hermosilla, luego de haber soportado hasta más allá del límite las bajezas y malos tratos que ella le prodigaba, después de una breve etapa de felicidad. Y lo peor es que con ello también se ha alejado de la que él cree es la pequeña hija de ambos, Catalina, a la que adora. No sabrá que Susana posteriormente se arrepentirá y tratará de ubicarlo sin éxito; ella le escribe una carta que nunca llegará a sus manos, y que será el detonante de la tragedia final.  Pasa el tiempo, y Manu recibe un aviso que le comunica que la madre de la niña ha muerto, y se le pregunta si desea hacerse cargo de ella, dado que es su tutor legal; si no es así, la niña irá a un hogar de menores. Feliz, él se dispone a viajar a Santiago a buscarla en su camión, por la carretera en la que se sellará su destino.
  La segunda narración es la historia de un joven y exitoso abogado, Juan Carlos Ibáñez, quien debe defender a un execrable homicida, Roberto Piña, como un favor a un colega y amigo, sujeto libertino que asumió el caso luego de perder una apuesta.  Piña ha dado muerte de manera atroz a su conviviente Susana Hermosilla, la que fuera esposa de Manu. Pese a que no cree en la inocencia del sujeto, Ibáñez con brillante profesionalismo logra su absolución. Las contradicciones que ello le produce, unido al acoso de los medios que cubren el proceso y a la interpelación de un desconocido que en la calle lo acusa de defender a asesinos, precipitarán su derrumbe interno y el Wagneriano final de la obra.

  Pese a que Fractura es la primera novela publicada por el autor, se trata de una obra madura en la que el autor propone un relato contundente, convincente, y muy bien hilvanado. Se trata de una novela introspectiva, donde lo importante es el mundo interior, los complejos procesos psicológicos que van viviendo los personajes. Así, se constituye en una suerte de drama universal.
También se puede decir que se trata de una obra existencialista. Los personajes están condenados desde el comienzo sin un por qué y sin posibilidades de redención. La suerte está echada.
Mención especial merece la construcción de los personajes, de un realismo que recuerda a Dostoievsky. Están ahí frente a uno, densos, respirando, conmoviendo, despeñándose en sus desgracias.
  En suma, se trata de una novela muy recomendable para aquellos lectores interesados en los dramas y pasiones fundamentales de la existencia humana. Pese a lo amargo de los temas que trata y a que no descansa en un fin sorpresivo, no se abandona hasta el final. Ello es una demostración de la capacidad estilística del autor, que una vez más nos recuerda un precepto fundamental de toda literatura: lo importante no es la historia, sino cómo ella se cuenta.
En ocasiones la felicidad pareciera querer burlarse de no­sotros, escapándose inexorablemente cuando pareciéra­mos tenerla más cerca que nunca. Le tenemos ahí, al al­cance de nuestras manos, pero cuando intentamos asirla nos rehuye con una facilidad que es una mofa. Tras ella sólo subyace el constante pensamiento que nos recuerda que estuvimos tan cerca de conseguirlo y que por motivos que nos fueron imposibles de entender en su momento simplemente se nos escurrió. Luego todo es vacío.

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

Polvo de ladrillo (Andrés Urzúa de la Sotta)

Polvo de ladrillo (2019) Andrés Urzúa de la Sotta (​1982) Libros del...
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *