Nueve novelas breves (José Donoso)

Nueve novelas breves (1996)
Alfaguara
ISBN: 9562390225
José Donoso (1924 – 1996)
606 páginas
 
 
 
¿Por qué no encerrarla para siempre, así borroneada, incompleta, sin ver, ni oír, ni hablar; y quizá si lograba encontrar los ajustes que unían sus piernas a su torso, quitarle las largas, finas piernas, y quizá, después, quitarle el cuello y la cabeza, y limpiarlo, y plegarlo, y ordenarlo, guardar todo cuidadosamente en una caja?
 
     Encontramos en este volumen titulado Nueve novelas breves (1996), de José Donoso, lo que fueron tres libros publicados de forma independiente. Tres novelitas burguesas (1973), Cuatro para Delfina (1982) y Taratuta(1990) suman nueve nouvelles que se entrelazan con las principales características de la narrativa donosiana. Son leves pinceladas, pequeños acercamientos a lo que será la obra gruesa de este autor.
     En primer lugar, tenemos las Tres novelitas burguesas que abordan la idea del maquillaje, la máscara como –tal vez el único– modo de configuración de identidad, idea más fuerte en estas tres novelas breves que en las cuatro restantes, pues se enmarcan dentro de una ficción explícitamente burguesa, mundo conocido, familiar, aunque la mayor de las veces aborrecido por José Donoso. Mundo de artistas –pintores, poetas, novelistas– que se validan, protegen entre sí y se presentan de una forma que bordea lo irrisorio, como es el caso de las reuniones sociales descritas en “Chatanooga Choochoo” y “Átomo verde número cinco”. Dicha impostura José Donoso la identificaba como una de las características ineludibles del mundo burgués del cual provenía.
    En estas tres primeras novelas el autor se permite distorsionar aquellas características atribuibles a un mundo construido desde el artificio. Tenemos entonces una identidad que aprisiona hasta la desintegración del sujeto, una libertad que solo el anonimato puede brindar; ideas que estarán presentes tanto en las publicaciones más extensas de este autor, como también en los diarios que llegaron a nuestras manos gracias a Correr el tupido velo, ensayo literario de la recientemente fallecida hija del autor, Pilar Donoso.

Todos mis amigos habían dejado de ser personajes para ser horribles, aburridas personas, como si al desprenderse de la exaltación de sus máscaras quedara sólo el residuo de sus facciones cotidianas, genéticamente determinadas, comprimidos dentro del estrecho contorno de sus destinos.

 
     Por su parte, Cuatro para Delfina, volumen dedicado a su querida amiga Delfina Guzmán, encontramos, especialmente en “Sueños de mala muerte”, las inquietudes del autor por el sentimiento de pertenencia a una “tribu”, la trama ronda en la importancia del pasado para poder crear una identidad propia a partir de un origen en común con otro. Esto que menciono fue una preocupación constante para el autor, tanto así que terminó escribiendo, casi al final de su vida, la novela autobiográfica Conjeturas sobre la memoria de mi tribu, dedicado a su hija, quien fue adoptada y criada en España.
     En “Los habitantes de una ruina inconclusa” encontramos mucho El jardín de al lado (1981), novela escrita –seguramente– en el mismo periodo que Cuatro para Delfina, publicada un año después. Por otro lado, y para no entrar en tanto detalle, es importante destacar en “El tiempo perdido” la dualidad persona/ personaje a partir de la explícita influencia proustiana, tanto en el nombre de la nouvelle como en los nombres de quienes forman parte de la narración.
 

Lo que Horacio Carlos me proponía no dejaba de ser interesante: que le suministrara una piedra fundacional  para inventar, a partir de ella, la fábula de sus orígenes. Lo que en buenas cuentas no es tan distinto de lo que sabemos hacer los novelistas.

 
Terminando con estos nueve relatos tenemos “Taratuta” y “Naturaleza muerta con cachimba”. El primero nace a partir de la historia del bolchevique Víktor Lodzinski, alias Taratuta, que inspira al narrador a realizar una investigación sobre la vida de este enigmático personaje. El autor desarrolla un juego con los niveles ficción presentes en la obra –basta con nombrar al narrador que también es novelista, o la aparición de la famosa agente literaria Carmen Balcells–.  Este relato fue publicado inicialmente junto a  “Naturaleza muerta con cachimba” pues ambos tienen como eje central la relevancia del autor y del lector (en el caso de  “Taratuta”) y del espectador de una determinada obra (en el caso de la segunda novela breve).
     Finalmente, solo resta expresar que no todas estas nouvellesalcanzan el nivel desarrollado por el autor en sus novelas más emblemáticas, pero varias de ellas, especialmente las que integran las Tres novelitas burguesas, logran la fuerza necesaria para alcanzar a desarrollar una historia que puede parecer muy superficial al comienzo, pero que sirvieron como una especie de ejercicio en el cual desarrolló sus ideas y, por sobre todo, sus mayores obsesiones.
¿Te gustó este artículo?
More from María Jesús Blanche

Leñador (Mike Wilson)

Leñador (2013) Fiordo Editorial (2016) Mike Wilson ISBN: 978-987-45688-5-4 496 páginas
Read More

1 Comment

  • quisiera leer todas las obras de Jose Donoso, es uno de mis autores favoritos, he leido el obsceno pajaro de la noche, pero no encuentro las otras. ¿Por qué no son tan comerciales? deberian hacerlo.<br />

     

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *