Malime (Ignacio Bernabeu)

Reseña remitida por: 
Joaquin Velazquez
 
Malime (2012) 
Autoeditado (Amazon para Kindle)
Ignacio A. Bernabeu Soler
170 páginas
Precio referencial: $ 2.99 USD


La gente tiene muchas y distintas adicciones, pero la más dañina y a la vez la más común de todas ellas, es la adicción a tener razón.


     No intente buscar en Internet nada de este autor y de esta obra; son absolutamente desconocidas.Quizás encuentre un par de blogs donde la reseñan y algún foro donde el escritor escribe, y por supuesto la página de Amazon donde se vende en formato electrónico a un precio irrisorio. Eso no significa que la obra no valga la pena, los tiempos están cambiando y ahora cualquier persona puede en sus ratos libres escribir una obra y sin una editorial que lo apoye llegar a todos nosotros.
      No nos engañemos, no es oro todo lo que reluce en el mundo de la autoedición. Dentro de lo que cabe las editoriales en cierta forma hacen un filtro que evita la basura y ahora este filtro ha desaparecido. Por otro lado, y afortunadamente con la autoedición, podemos llegar a descubrir obras que pueden llegar a un público minoritario y marcar su vida, pero que nunca se hubieran editado si lo vemos desde el punto de vista estrictamente comercial.
     Esta novela llegó a mí por recomendación de un amigo que era compañero de trabajo del autor y me imagino que los escasos lectores de su obra lo habrán sido por el boca a boca. Reconozco en esta persona un excelente lector y sus recomendaciones casi nunca me han decepcionado (gracias a él disfruté de grandes y tan dispares novelas como Soy leyenda, Vida de Pi o Soldados de Salamina), aunque he de reconocer que cuando me habló de esta, me asaltaron las dudas y opiné que se debía más al hecho de conocer al autor personalmente que a su calidad literaria. Empecé a leerla casi por compromiso, despistadamente. Mi intención era leer un primer párrafo. Ya no me detuve hasta que pasé más de un tercio y porque tenía otros asuntos que atender. A la primera oportunidad que tuve la acabé.
     Malime es un regalo, una obra escrita desde el corazón, desde la ternura, y quien no se siente identificado con algunas de las vivencias del personaje (cuyo nombre no aparece en la novela en ningún momento) o no se le hace un nudo en el estómago y un vuelco en el corazón ante la soledad y la desolación en la que se encuentra el personaje, debería ir a un psicólogo o quedarse encerrado en casa porque puede algún día convertirse en un psicópata (si no lo es ya). La novela está dividida en tres actos claramente diferenciados: sin lugar a dudas la primera parte es la mejor de todas y a pesar de tratarse de un autor desconocido, es de lo mejor que he leído en mi vida. Desconozco si lo que cuenta el autor es autobiográfico, pero sólo me cabe pensar que lo es, ya que dudo que alguien pueda ser capaz de expresar tanto dolor si realmente no lo ha sufrido. Conozco a varios (entre los que me incluyo) quienes no han podido evitar las lágrimas al leer los desgarradores momentos de la primera parte. Posteriormente los dos siguientes actos, a pesar de bajar la calidad literaria, se leen de una manera rápida y amena y la novela da un vuelco realmente original. Sin lugar a dudas si esta novela fuera leída por miles de personas (lo cual no creo que llegue a suceder, lo que será una lástima) estas dos partes que continúan serían objeto de debate sobre si sobran, si el autor se equivocó o si el autor precisamente al dar este vuelco consigue una frescura y una originalidad únicas. Yo me pondría en un término medio, y la verdad, poco importa, aunque decae en estas dos partes. Finalmente es una novela redonda, que considero de gran altura técnica a pesar de la escasa experiencia del autor y que se lee en un rato porque atrapa y pasas las páginas esperando llegar al desenlace.
       Un desenlace de reconciliación, de perdón, de aceptación y de, podemos decir, iluminación, donde el protagonista se da cuenta de qué es lo que ha provocado que su vida haya sido como fue, pero lo más importante y lo que da un mensaje de esperanza (el subtítulo de la novela es “Una historia de esperanza”), es que no hay nada perdido, que no importa lo que ha pasado, sino el momento presente y lo que vendrá.
     Denle una oportunidad a esta novela, quítese de prejuicios y de corsés editoriales, haga algo arriesgado y disfrute de esta obra. Y si le gusta, comenten en este blog y a sus amigos y conocidos: vale la pena a apoyar a estos autores no profesionales que hacen un enorme esfuerzo por hacer una obra no para vivir de ello o para hacerse ricos, sino porque tienen algo que contar y lo quieren compartir.
¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
Written By
More from Lo que leímos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *