HHhH (Laurent Binet)

HHhH (2011)
Seix Barral (Editorial Planeta)
ISBN: 9789562475969
Laurent Binet (1972 – X)
391 páginas
Precio referencial: $15.000

Es una época distinta, en la que, a diario, la gente espera con más impaciencia las noticias del frente ruso que los resultados deportivos.

…¿y por qué luchamos nosotros ahora? ¿Luchamos porque nuestro país —en realidad mucho más que nuestro terruño, nuestro pueblo— no desaparezca del todo, como lo hicieron los checos? ¿Luchamos para armar la Resistencia a kilómetros de donde nacimos, gestada por una nación ocupada y sin fronteras, para así destruir al representante más sanguinario de los nazis? ¿Luchamos, acaso, por sobrevivir día a día para cumplir una tarea digna y noble, como la Operación Antropoide de Kubiš y Gabčík, probablemente la pareja de soldados compuesta por un checo y un eslovaco más corajuda de la Segunda Guerra Mundial? ¿Y es que al menos luchamos por algo hoy en día? Todo este tipo de preguntas sobre el curso inevitable de los hechos históricos suscita la lectura de esta riquísima novela. 
Pero, ¿quiénes son la “bestia rubia”, Jan Kubiš y Jozef Gabčík? Es preciso dejar esto claro para entender lo que viene. El primero, la bestia rubia, es Reinhard Heydrich, militar y músico tenaz que en su infancia sufría burlas de sus compañeros por su vocecita de cabra y quien, así, creció frustrado y excesivamente recto hasta convertirse en Oberstgruppenführer de la SS alemana y en la mano derecha de Himmler, el Reichsführer o comandante en Jefe de  la SS. Por el otro lado, el tranquilo checo Kubiš y el dicharachero eslovaco Gabčík, jóvenes paracaidistas que se lanzan sobre su ahora ocupado territorio y que llevan a cabo, en mayo de 1942, un atentado contra Heydrich, Protector adjunto en este lugar llamado Bohemia-Moravia.
Asimismo, este texto se separa en dos apartados precisamente delimitados por el atentado contra el Oberstgruppenführer: la primera parte, en donde los resistentes se unen a la fuerza patriótica de toda Chequia y Eslovaquia, representada por los dos héroes, y la segunda parte, donde explotan las consecuencias que los paracaidistas deben sufrir en pos de la resolución de sus ideales. Sumado a lo anterior está el telón de fondo: los preparativos en Inglaterra para esta misión llamada Operación Antropoide, Hitler y los nazis, el miedo de los checoslovacos y los judíos ante la presencia omnipotente de Heydrich, la Solución Final ideada por este y otros SS para perpetuar el Holocausto, Checoslovaquia ocupada, el miedo tan poco alemán al implacable Ejército Rojo, Austria anexada al imperio hitleriano, De Gaulle y Churchill planeando desde lejos, etc. Estos son, parcialmente, los pilares fundamentales de la trama, por lo que es justo seguir hablando de lo demás.

 

Tropas alemanas en la Plaza de Wenceslao, Praga, octubre de 1939.
 
Lo que hace aquí Laurent Binet, de biografía alejada de toda experticia ampulosa, es investigar —y adorar— los tiempos convulsos que él no vivió y que su padre historiador le contó desde pequeño, e intentar narrarlos lo más fiel posible; por otro lado, el rol de la ficción en esta meta es el arrojarse contra el escritor sin que este pueda esquivarla, es decir, aparecerse entre él y la hoja en blanco para complicar su relato, al mismo tiempo que embellecerlo y convertirlo justamente en lo que logra ser: una novela.

En este sentido, Binet es un personaje más de su historia, ya que muchas veces se siente tan cercano que sufre no saber más, que cree estar ahí mismo, en las calles de Bohemia, Moravia, Praga, y por supuesto en Lidice, el poblado destruido por completo, y cuyo suelo se regó de sal por los nazis para que allí no creciera nunca más algo vivo. Muchas veces, el narrador-autor también cree estar en la mente de Heydrich, y por supuesto también se sabe limitado para entrar en las almas movedizas de Gabčík y Kubiš, de Hitler y Karel Čurda. Así, disfruta con que los hechos y sus anécdotas infinitas lo consternen por su dramatismo, y eso lo transmite también al lector.

 

Los héroes Jan y Jozef.

Un gran ejemplo de este drama repleto de miedo es la historia que se cuenta del FC Start, ex y actual Dynamo de Kiev, equipo de fútbol ucraniano condenado a ser ejecutado por completo en el gran precipicio de Yuri Bar, tras una llave de partidos de fútbol contra la Luttwafe —la fuerza aérea alemana—… ¡y por el miserable hecho de triunfar frente a quienes tenían el control de la mitad de Europa! Otro símbolo muy ilustrativo de esto, que tanto fascina, es la ira que crecía en Hitler cada vez que se le comunicaba una mala noticia; esa misma actitud incontrolable que lo hundió en el lodo del fracaso mundial, manera de ser tan bien narrada que llega a provocar que el lector crea conocer al maniático más infame del siglo XX.
¿Pero cuántas anécdotas, datos jugosos e ironías históricas se pueden notar a medida que se avanza en las páginas? Sin duda muchas, y por eso es que vale leerlas gozando cada nuevo nombre, cada nuevo hecho.
El partido de la muerte entre Flakelf, el equipo nazi, y el FC Start, Kiev, 9 de agosto de 1942.
 
En fin, para el autor —y comprenderán que se insista en la importancia de su figura—, esta infinidad de elementos de la narración y la trama tienen que ver con la idea de que muchas veces la Historia solo se preocupa de suceder. No es una trama mentada, sino que es una ficción más porque absolutamente nadie sabe lo que va a pasar en lo que ya sucedió alguna vez, en lo que está ahí como consecuencia que influye en nosotros sin que lo sepamos, y que nadie va a cambiar, como lo es en este caso el golpe del nazismo a la Humanidad. Y es que es cierto que no se sabe lo que va a pasar —en lo que ya pasó— hasta que te lo cuentan, porque si nadie lo hace lo ignorarás para siempre. De forma que quien viene hacerlo en esta oportunidad es Binet.

Una sola palabra para concluir: “Operación Antropoide” (como quería llamarle el escritor a este texto), o HHhH / siglas de Himmlers  Hirn heisst Heydrich, “El cerebro de Himmler se llama Heydrich” (como finalmente lo nominó el editor al ganar la punzada) es el primer libro del autor francés, y es realmente alucinante; un viaje entre la Historia (con mayúsculas) y la ficción desde la metaliteratura, de la mano del duro y obsesivo proceso de mezclar todo en la cabeza y ponerse a escribir.

¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
More from Luis San Martín

Los pichiciegos (Rodolfo Fogwill)

Los pichiciegos (1983) Rodolfo Fogwill (1941-2010) Interzona ISBN 978-987-1180-28-8 160 páginas
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *