Travesía a Vulcano (Nolberto Salinas Vucina)

Travesía a Vulcano (2011)
Nolberto Salinas Vucina (1964 –   )
Catalonia
ISBN: 9789563240870
335 páginas
Precio referencial: $14.500
Afirmaciones extraordinarias 
requieren siempre de evidencia extraordinaria.
Carl Sagan.
Don Quijote, en andanzas con su escudero Sancho Panza, exponía sobre la diferencia entre las armas y las letras para defender los ideales que te acompañan hasta la muerte: las armas simbolizaban la acción física, el punto en el que se agrede al otro de una manera palpable con el fin de sobreponer tus ideas, lo que por cierto fue algo muy aceptado en ese tiempo. Con las letras, por su lado, se defendía y se atacaba pero sin agredir a nadie, sin violentar de manera física. Para él, había que elegir entre los dos caminos… Siglos después, Nolberto Salinas, abogado chileno de profesión y —luego de un gran trecho— escéptico por afición y esfuerzo crítico, ocupa en este libro las palabras como si fueran las finas dagas de un ninja. Es decir, aparentemente incapaces de generar un daño tangible y mortal, pero nacidas para causar remezones subyacentes.
Travesía a Vulcano.La peligrosa aventura del pensamientoes, como dice Diego Zúñiga en la contratapa, un libro que fomenta el pensamiento crítico y que no lleva a ningún final feliz, o por lo menos a ninguno que sea simplón, ligero y por sobre todo  momentáneo. Esto lo lleva a cabo con la ayuda de lo más importante de este texto, que es la presentación que se hace del cerebro trino: el reptil, dominado por los estímulos inmediatos de sobreviviencia, el mamífero, un poco más avanzado en cuanto a las emociones y, por último, el neocórtex, el más nuevo en términos evolutivos y el que, de una manera u otra, equilibra las cosas y nos permite pensar como homo sapiens sapiens, como seres humanos modernos. A lo dicho se suma la raigambre del texto: la idea de que el pensamiento crítico debe ir frente a todo.
Una enumeración somera deja a la vista lo que hay en estas páginas: sí, hay una molécula que es capaz de causar alucinaciones, y existe naturalmente; no, es muy probable que no existan seres increíbles que mágicamente curen las enfermedades más complejas; sí, el hombre ha evolucionado, pero sigue prácticamente igual que hace miles y miles de años; no, ni la homeopatía ni las Flores de Bach son efectivas; sí, las leyes físicas (Newton, Einstein) suelen dominar gran parte de nuestra vida; no, no todas las discusiones siguen una vía argumental apropiada y exenta de falacias; sí, las coincidencias existen, pero no quieren decir nada más allá de sí mismas, etc., etc. Lo alentador es que en estas páginas hay mucho más de estas afirmaciones, además acompañadas de buenas razones.
La trastienda de la creación de este libro y la definitiva decisión de su publicación es uno de los aspectos más atractivos de todo: Nolberto Salinas actuó como quien recorre un sendero lleno de sabios juiciosos y farsantes, para luego discriminar minuciosamente entre unos y otros. Así, después de afanarse por el pensamiento mágico y dudar de los gurús sanadores, los grupos sectarios y las artes esotéricas, se quedó finalmente con los Charles Darwin, con los Carl Sagan, con los Richard Dawkins, y también con hombres con apellidos “aparentemente místicos”, pero capaces de acatar a hechos concretos y relacionarlos fuertemente con la realidad, como U.G. Krishnamurti. Todos los porqués de este proceso los saca, sin pudores, a la luz, enseñando a sus lectores cosas tan valiosas que merecen no ser calladas, aleccionado sobre la importancia de no creer en lo más fácil y repleto de atajos.
Aun dicho todo, y dejando en claro que su fundamentación está mayoritariamente agarrada de pensamientos de hombres de razón sujetos al método científico, este ensayo no está sano y salvo de especulaciones. Sin embargo, ¿de dónde si no nacen las hipótesis y luego las teorías científicas? De la mera abstracción de la realidad, por supuesto, para luego llegar a convertirse, si hay rigurosidad y —por qué no decirlo— suerte, en leyes que se cumplan en todos y cada uno de los casos. Y es que así se piensa y se explica el mundo que nos rodea.
Carl Sagan, divulgador científico
  Al fin, resulta que cada día salen menos libros capaces de remover el pensamiento de los lectores, de una manera drástica, y no parcial, aliviadora, regular, estrategia que usan bastante los libros del género de autoayuda. En este sentido, este es un libro que sí  fue publicado y que sigue en la lucha: bastante largo, sesudo muchas veces y rápido de leer otras, pero que sin duda hace pensar en que las ideas y la voluntad de un mundo mejor sí siguen existiendo en las cabezas de muchos; un texto, bien documentado y didáctico, lleno de verdades incómodas que ya hacía falta que fuesen dichas en este país… De una vez por todas; y por todas las que vienen. 

 

 

¿Te gustó este artículo?
More from Luis San Martín

Olga Cartonera: “Publicamos lo que nos gusta y lo que creemos que pueda ser interesante para otras personas”

Es lógico creer que todos los libros están hechos por máquinas incesantes en...
Read More

5 Comments

  • Es un libro excelente amigo, muy bien documentado y con una propuesta seria. La pena es ver como en Chile, de forma solapada grupos conservados se las ingenian para poner trabas a publicaciones que inviten a dejar de lado los moldes religiosos y pensar por si mismos.

     
  • No he leido el libro pero conozco a su autor. Una persona muy metódica y rigurosa en la búsqueda, de pensamiento crítico y cuestionador de las verdades establecidas y anquilosadas que muchos nos dedicamos a replicar de modo automático; para algunos eso se ha transformado en costumbre más no para este autor.<br />Saludos a Nolberto.<br />A.I.G.

     

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *