¿Quién mató a Cristián Kustermann? (Roberto Ampuero)

¿Quién mató a Cristián Kustermann? (1993)
Roberto Ampuero (1953 – )
Edisur
ISBN: 9789563340631
230 Páginas
Precio Referencial .Cl $3.000

          Se me hace curiosa la sensación de haber tenido entre manos una novela policiaca. Lo digo en varios sentidos. Primero, porque se aleja de mis lecturas habituales —cosa que no es necesariamente mala— y segundo porque conscientemente las había evitado. Hay varios prejuicios con este tipo de novelas, sobre su precaria calidad, sobre su temática. También hay varias respuestas hacia sus reparos, pero hay una que me gusta: qué importa que tal o cual novela no quede en la historia de la literatura, si al lector le ha dado un honesto rato de satisfacción al pasar por sus páginas simples, que no demandan demasiado, sino que, al contrario, se preocupan en su mecánica de hacer el viaje dinámico, entretenido, agradable.
                   Todo esto es ¿Quién mató a Cristián Kustermann?. Una novela ágil, que se lee a alta velocidad, sin demasiadas complejidades ni entuertos, con un personaje central entrañable, tan propio de nuestras calles latinoamericanas, como cualquiera de nosotros eventuales lectores. Les cuento un poco de qué trata la historia:
                  Cayetano Brulé es un cubano de nacimiento, asentado en Chile hace ya muchos años, que ejerce el oficio de detective privado, encargándose normalmente de casos de medio pelo, seguimientos de maridos infieles, robos en empresas, y situaciones así de domésticas. Su suerte gira cuando un hombre adinerado, que no ha obtenido resultado con la policía oficial ni con los investigadores privados que ha contratado, cruza su puerta para ofrecerle que esclarezca el homicidio de su hijo. Esta investigación lo llevará a viajar por Valparaíso y Santiago, a tomar un avión rumbo a Alemania y Cuba, mientras el autor avanza la historia a través de veloces y amenos diálogos, dejando de lado las descripciones largas y fatigosas. Sus recursos literarios no son abundantes, pero sí efectivos, prestándose con facilidad a la narración del estilo policiaco.
                No caben engaños; lo sabemos de antemano, apenas tomamos el libro: este se resolverá con algún giro inteligente de parte del protagonista, que nos mostrará lo que  deberíamos haber sido capaces de haber dilucidado nosotros mismos si hubiésemos tenido también el mismo grado de observancia con la historia.
                 Y no hay mucho más. Gran parte de la gracia de ¿Quién mató a Cristián Kustermann? es la capacidad del autor para dar una vuelta al género policial, haciendo que su protagonista deje de parecer ese ser místico, del estilo de Sherlock Holmes, un hombre todo sapiente, que golpea con la misma facilidad que piensa y discurre como quien fuera un genio; sino que lo convierte en un ser mundano, un hombre común y corriente que sabe su oficio, que se mezcla con calles conocidas, en un lenguaje que nos es propio y que, contra todo pronóstico, es capaz de desentrañar aquello que está tan enmadejado.
               La suma final arroja resultados positivos. Una buena sonrisa con el desenlace, una sensación de agrado y de un buen rato invertido. Uno de esos libros ideales para acompañar los momentos estivales del año. Y por qué no decirlo, al final todos los que leemos lo hacemos por aquella sensación de placer que deja la lectura, y esta novela nos lo garantiza si lo hacemos sabiendo bien qué buscamos en ella.
¿Te gustó este artículo?
Written By
More from G. Soto A.

Modi tempora incidunt

In feugiat sem sit amet libero tincidunt euismod. Suspendisse cursus ante quis...
Read More

1 Comment

  • Su reseña me ha resultado muy acertada y reveladora. Les invito a que lean alguna novela más de Ampuero, de cariz más histórico y político, como por ejemplo, Nuestros años verde olivo. En una línea más culturalista y metaliteraria con dosis de novela negra, les sugiero El caso Neruda. Muchas gracias. H.C.

     

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *