La estepa infinita (Esther Hautzig)

Por: María Jesús González.

La estepa infinita (2008)

Esther Hautzig (1930-  )
Salamandra
ISBN: 8498381770
256 páginas
Precio referencial: $18.500
[…]Paseando con la abuela por aquel pueblo inhóspito, tenía la sensación de caminar por un mundo irreal, desmantelado y deshabitado […]
 
Es la primera novela que leo de Hautzig, autora nominada al National Book Award en 1969 y finalista del Jewish Book Award, en 1993, con su novela Riches. Sin tener mayor conocimiento acerca de ella ni de la obra, decidí leerla luego del comentario de una amiga: “Es una novela sobre el dolor pero en positivo”. Muchas veces dolor y positivo no pueden ir en una misma frase sin provocar cierta incredulidad.
La autobiografía de Esther Hautzing no es simplemente una novela acerca del exilio polaco a Siberia ni una historia de una niña que mira con estupor cómo su mundo se derrumba, sino que es verdaderamente la historia de cómo enfrentar los propios miedos, deshacerse del orgullo, llenarse de esperanza y hacerle frente al dolor, y sí, de una manera positiva.
Novela narrada en primera persona por Esther, una niña de 12 años que a través de sus ojos inocentes y sus caprichos va revelando cómo finalmente, la libertad es algo inalienable. El dolor en la novela de Hautzing no agobia, la dureza de los soldados alemanes y el odio que se incuba en los polacos por los malos tratos y la alegría que representa ver a sus captores bajo el poder de Rusia se suaviza por la insistencia de una niña de rearmar un mundo que le parece irreal, pero conserva sus pilares: la fe y la familia.
A diferencia de otros libros sobre el holocausto y la segunda guerra contados por niños (“El niño del pijama a Rayas”, “El diario de Ana Frank”), la visión de Esther no es una ingenua, aunque no entiende los motivos reales de por qué está deportada, sí logra entrever los dolores de la guerra, la cercanía de la muerte y la pérdida de sus seguridades, tanto económicas como las de cualquier niña: sus amistades, las clases, sus vestidos, sus fotografías y el pasado que deja atrás cuando sube a un tren en que siente poco a poco como va perdiendo el trato de persona y pasa a ser un simple ganado.
Pero cuando llega a la estepa siberiana, lejos de rebelarse y de evadir la realidad, comienza a construir su mundo a partir de lo que tiene, una especie de lavatorio, un camarada al que hay que obedecer y una cama que le da seguridad porque comparte con su abuela, su madre y su padre y al frente se encuentran sus vecinos y otros conocidos de la tierra que dejó.
El viaje de Esther en el tren desde Polonia a Siberia también representa el propio viaje que realiza la niña durante sus años en la estepa, su casa, sus amigos, su maestra ha cambiado por el viento que cala los huesos, congela los dedos y la única manera de mantener la sonrisa en el rostro es a través de grasa animal esparcida por todo el cuerpo. Esther cambia a medida que asume el dolor, las incomodidades y la inseguridad que representa estar en un lugar desconocido, deja el orgullo, los miedos y se convierte en una mujercita, deja de ser la niña mimada que antes de partir solo deseaba llenar su maleta de vestidos y se esfuerza para aprender ruso en la escuela y trabaja duro para poder llevar leche a casa. Se hace humilde cada vez que es capaz de pedir ayuda, de ofrecer sus servicios o trabajar para conseguir unas botas y un abrigo y posteriormente darse cuenta que eso por lo que tanto soñó, en la Polonia devastada en donde la espera su padre luego de una larga separación, ya no vale.
La estepa infinita es un libro de lectura fácil, una historia que envuelve y uno desea llegar luego al final, sin embargo, no es simplona; si uno la relee se da cuenta de la profundidad de los comentarios de cada uno de los personajes, de las transformaciones que surgen en ellos a partir del dolor y cómo se enfrentan a él apoyados en sus tradiciones y familia.
¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

¡Cumplimos dos años y tenemos concurso!

 ¡Concurso de los dos años de vida de Loqueleímos.com!   Descríbenos brevemente qué...
Read More

1 Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *