Los lanzallamas (Roberto Arlt)

Los lanzallamas (1931)
Roberto Arlt (1900-1942)
Losada
 ISBN: 9500306166
377 páginas
Precio referencial: $5.500

Anarquista, hijo de puta. Tanto coraje mal empleado.

 

La continuación de Los siete locos (1929). En un primer momento, Los lanzallamas (1931), publicada solamente tres años después, llevaría como título Los monstruos, lo cual, luego de haber sido leída, da pie para comentar que eventualmente ambos rótulos habrían ido de la mano con lo que es la crónica –o historia- que se nos cuenta. Y es verdad: los dos títulos resumen en un artículo y un sustantivo en plural lo increíble de este “cross a la mandíbula”.
Los personajes siguen siendo los mismos: está Erdosain y su angustia invencible, el farmaceútico Ergueta con la Biblia bajo el brazo y, por supuesto, el Astrólogo, junto a su inspirante idea de revolución destructora y al secreto que cela. Pero también está presente la familia Espila, en cuyas entrañas, por ejemplo, se cava más hondo, pues se nos cuenta cómo se lleva a cabo el novedoso y sintéticamente ascético proyecto llevado a cabo por los hermanos Emilio y Eustaquio. Además, se ahonda en lo vivido por Elsa, la esposa que deja al protagonista en el primer libro y en las verdaderas voluntades que suscitan las acciones de Barsut. Lo interesante es que todo esto, de la mano con otras historias paralelas que siempre terminan tocándose, está, de alguna manera, relentizado: los sucesos, las imaginaciones y reflexiones se inscriben en cuatro días –tardes y noches- de una semana que empieza un viernes.
A pesar de que el núcleo de todo en Los siete locos es la creación de una especial sociedad secreta, en esta segunda parte ello pasa a un plano secundario. La mente y la vida pasada de cada uno de los personajes van tomando protagonismo incesantemente, al punto de que en cada uno de ellos pareciera primar más la realización de proyectos personales que la revolución final; las palabras y el actuar íntimo, una vez más y como en la parte primera, siguen triunfando por sobre las acciones colectivas.
Las calles y los barrios también están aquí, para lo cual basta con fijarse en la escena de El Rufián Melancólico, pero los espacios interiores, tales como la hostal en la que reside Erdosain o la quinta del Astrólogo en Temperley, son los lugares que cobijan las acciones estrepitosas y casi cinematográficas que narra el autor argentino. En ellas conocemos mucho más a los colaboradores del ideólogo místico y se nos patea en la cara, por mostrar un eslabón de la cadena, la razón por la cual Bromberg lleva también el apelativo de El Hombre que vio a la Partera, entre otras develaciones.
En este relato lleno de detalles los conocimientos del inventor frustrado sobre la guerra química y el gas fosgeno dejan una estela autobiográfica reconocible a simple vista; los iluminados del cristianismo y el anarquismo una huella dactilográfica de las épocas pasadas, del auge en el convencimiento que corroe los bajos fondos desesperanzados sobre la posible muerte de Dios y el capitalismo brutal que los aqueja. Todo un retrato con tonos variopintos susceptibles de ser usados por el escritor, en donde la mayoría de lo narrado es probable evidencia que se transforma en algo cada vez más concreto, la cual deja estipulado que lo que estamos leyendo es una suerte de crónica periodística atiborrada de ficción. Y esto no es extraño, pues Arlt, aunque autodidácta, ejerció como periodista de medios escritos de Argentina y España. De forma que la conexión de su prosa con la difuminación de información -desde el carácter del narrador hasta los sucesos acaecidos- es indudable.
Al cabo de lo dicho, no aclarar lo que sigue sería imperdonable: no cometan el error de leer esta segunda parte antes que la primera, Los siete locos, puesto que la continuidad entre las dos es sumamente necesaria. Así, el primer y el segundo libro conforman otra tenacidad argentina.
¿Te gustó este artículo?
Tags from the story
,
More from Luis San Martín

Los cuentos siniestros (Kobo Abe)

Los cuentos siniestros (2011) /Traducción de Ryukichi Terao/ Eterna Cadencia Editora ISBN:...
Read More

2 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *