Relato de un naúfrago (Gabriel García Márquez)

Relato de un naúfrago (1970)
 Gabriel García Márquez (1927-X)
Debolsillo
ISBN: 9789871138036
160 páginas
Precio referencial: $3.000
La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.
Gabriel García Márquez
Todos los océanos han tenido, tienen o tendrán naúfragos. La historia de estos hombres a la deriva es una de aquellas que se repite constantemente tanto en la literatura como en el cine, pero que, en el caso de Gabriel García Márquez, posee detalles específicos que la hacen singular entre todas. A punto de referirnos a esta novela-crónica, es preciso decir aunque sea algo sobre el autor.
García Márquez es, probablemente, uno de los más reconocidos escritores latinoamericanos que ganaron alguna vez el Premio Nobel (1982) y, con seguridad absoluta, el autor colombiano por excelencia. Padre del boom en el que compartió espacio con Vargas Llosa –quien alguna vez lo golpease-, Julio Cortázar y Carlos Fuentes, hasta el día de hoy sigue publicando, como queda demostrado con su reciente libro Yo no vengo a decir un discurso (2010). Su relación con Fidel Castro y las páginas sociales le han dado una fama de cuyos benignos o malignos frutos han podido gozar muy pocos. Sin embargo, su fama y los vericuetos de ella no son lo importante ahora; lo importante es su obra, reflejada en este pequeño libro.
Relato de un naúfrago es, a simple vista, un libro corto. Es la narración en primera persona de un ser humano perdido entre las olas al caer de un barco militar, Luis Alejandro Velasco, asediado por el sol que llega a ser mutilador y encerrado por el hambre propia de quien no tiene más espacio que una cuasi-balsa de maderos carcomidos. Pero es también un elemento que está en la vitrina de los temblorosos sucesos acaecidos en el país caribeño a mediados del siglo XX, los que sirven de fondo para la forma que imprime el también periodista García Márquez a la entrevista convertida en novela que le concedió este mártir que no quiso serlo, por razones que son demasiado dignas de ser leídas en el mismo libro para ser siquiera mencionadas en este momento. Es importante el hecho de que además sea una representación de lo que pasa por la mente de un hombre que está desesperado, que se sabe solo por un largo lapso de tiempo y lo que aquellas cavilaciones pueden llegar a suscitar: acciones tremebundas a ojos de alguien bajo techo y sobre tierra.
Al fin, vale decir lo obvio: hay novelas, como Cien años de soledad (1967) y El amor en tiempos del cólera (1985), que se yerguen como las más conocidas de García Márquez, las cuales se han convertido en las que comúnmente son elegidas por quienes empiezan a leer al colombiano. Pero sencillamente Relato de un naúfrago también se merece este sitial, puesto que es una de las que muestra férreamente el espíritu de cronista del ingenioso periodista que ama su profesión y la capacidad de éste de novelar angustiosos hechos no ficticios. A este respecto, no hay que olvidar La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile (1986).
Un texto como fiel manera de contar unas de las mejores historias de naufragios en la literatura, que por supuesto, como verán, es mucho más que sólo ello.

 

¿Te gustó este artículo?
Written By
More from Lo que leímos

Confieso que he bebido y otras crónicas del buen comer (Jorge Teillier)

Confieso que he bebido y otras crónicas del buen comer (2011) Jorge...
Read More

2 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *