Lo peor de todo (Ray Loriga)

Lo peor de todo (1992)
Debate (Debolsillo) 

ISBN: 9788420474182
Ray Loriga (1967-)
128 páginas

Precio referencial: $10.000

 Cuando eres niño quieres quemarte en el infierno 
y ver cómo todo el jodido colegio te admira por ello.

Se hace complejo hablar de una novela cuyo título es Lo peor de todo. Esto se acentúa aún más cuando lo peor de todo son muchas, demasiadas cosas; el colegio, los caprichos de infancia, las situaciones extrañas, las obsesiones con objetos inocuos o la imposible construcción familiar de un televisor a partir de mil piecesitas. Así, este libro tiene uno de los títulos más certeros que puedan encontrarse en la literatura en español, puesto que como tal no aspira –en ningún caso- a especie alguna de condición sublime del ser humano, a ninguna alegría o tristeza transversal y durarera, sino que a todo lo contrario, es decir, a lo deplorable y absurdo que puede ser vivir siendo niño, pensar como joven y negarse a llegar a convertirse, quizás, en adulto.
Esa misma atmósfera de simpleza se traslada a la escritura de Ray Loriga, de quien ya hemos reseñado Héroes (1996), Tokio ya no nos quiere (1999) y Ya sólo habla de amor (2008). Una prosa que no pide armas a la grandilocuencia, que no ansía nada alto ni especial y que no se manifiesta con metáforas superfluas o con adornos literarios similares. Una manera de relatar que resulta realmente admirable; una capacidad de modestia en el estilo que, aunque suene paradójico al seguir lo dicho acerca de su característica simpleza, resultaría difícil de conseguir.


Lo peor de todo es la historia de un hombre que se dedica a observar el mundo sin que lo toque y a contar anécdotas personales sobre sucesos que pasaron hace tiempo, pero que se siguen disparando en su cabeza sin aparente explicación. Fanático del fútbol español, interesado por la sacudida historia de Vietnam y los asesinos en serie e indiferente frente a la mayoría de las personas y las cosas que lo rodean, el protagonista se inunda en el rock –como pasa en muchas novelas de Loriga, en el amor a T., su novia (o algo como eso), su antigua vida en el colegio -con las travesuras  propias que estar ahí conlleva, por supuesto, su ridícula entrada a la Iglesia de Jesús de los Santos de los Últimos Días o las historias de Sang Chi, hijo de Fumanchú, maestro de todas las luchas orientales.
Es un libro en el que pareciese no pasar absolutamente nada, ya que la mayoría de las veces, quien toma en algún momento el nombre de Elder Bastidas, o sea, el personaje principal, se limita a conectar distintos hechos aislados con diversas opiniones sobre éstos y viceversa, narrando de esta manera la historia de su vida y, de manera un poco más parcial, la vida de T., M., R., L.V., Fran y algunos otros. Junto a lo último, también intercala frases de sentido general, aplicables a la vida de cualquiera de nosotros: pensamientos que recuerdan en cierta medida los desvaríos un tanto existenciales de Balzac y de otro  autor francés más contemporáneo: Michel Houellebecq.
Porque  si quieren conocer a Ray Loriga, su primer libro es la oportunidad perfecta, ya que éste es, finalmente, uno de esos libros que están condimentados con un humor ácido propio del día a día; uno de aquellos que son sustancialmente irónicos y pesimistas. Sencillamente, no se puede dejar pasar.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Quiero leerlo :D
me lo prestas terminando todo? :)

VG (CP)

Publicar un comentario en la entrada