Historias de cronopios y de famas (Julio Cortázar)

Historias de cronopios y de famas (1962)
Alfaguara
Julio Cortázar (1914-1984)
ISBN:
9788466320290

141 páginas
Precio referencial: $9.200

mi tumba agrietada mi lluvia de langostas rojas
mi isla voladora mi uva de turquesa…
Benjamin Péret
¿Nunca a nadie le ha llamado la atención que el título de este libro no incluyera a las esperanzas? Sí, los cronopios y las famas están ahí y acá en su máxima expresión, repetido dos veces arriba de este texto y también en la portada del libro, como preludiando sus travesías –además de las conocidas “instrucciones para…”, pero ¿las esperanzas? Está bien, se mostraban discretas y un poco ilusas, puesto que seguían a quien en apariencia y convicción más les conviniese. No creo que por todo esto se hayan merecido la condición de indescubribles para quienes no leyeran el libro, aunque ello pudiese considerarse un honor. ¿Fue deliberado? Quién sabe.
Historias de cronopios y de famas es uno de los libros de relatos más conocidos de quien fuera uno de los autores más importantes de la Argentina, elemento fundamental en el Boom Latinoamericano que se dio en la segunda mitad del siglo XX, acompañado en este movimiento universal, que además fue traducido a muchos idiomas, por el colombiano García Márquez, el peruano hoy galardonado Vargas Llosa, el mexicano Carlos Fuentes y, en opinión de algunos, el chileno José Donoso. Todos ellos constituyeron uno de los momentos más importantes en la literatura universal y local, por lo cual su obra ha sido considerada fundamental en muchos aspectos.
En este compilado de pequeños relatos –que no cuentos- a veces surrealistas, a veces demasiado extraños como para no emerger de la cabeza de Cortázar, se nos cuenta principalmente la historia de los cronopios, unos seres que parecen ser glóbulos de color verde, viscosos, caóticos, indiferentes y perceptivos, y su relación con los famas, más organizados y obsesivos, los que ocupan cargos importantes debido a su carácter, y las esperanzas, de quienes hablábamos al comenzar esta reseña; los seres de una simpleza tal que, para muchos de los que ya leyeron esta obra hace algún tiempo, han olvidado sus inocuas características. 
 
La creación de estos seres que pululan para vincularse entre ellos, conversar a la pasada, bailar desinteresadamente, hacer cantos y discutir, deja entrever inmediatamente el por qué de la atracción y la fama, valga la redundancia involuntaria, de Julio Cortázar y sus obras. Rayuela es sin duda la más conocida de todas, pero Historia de cronopios y de famas es, qué pregunta cabe, la más poco intuitiva, la cual, además de estos entes, cobijó en sus páginas las instrucciones para hacer lo que sabemos hacer día a día y a la perfección pero cuyos procesos específicos supo explicarnoslo con su manera tan particular, como trayendo hacia su lado el hecho de que alguna vez estos movimientos no fueron mecánicos y automáticos. Siguiendo esto último, es curioso el hecho de que Cortázar pusiera en un mismo nivel las Instrucciones para matar hormigas en Roma, algo tan específico y antojadizo que llega a parecer un chiste, con Las instrucciones para llorar, algo que parece ser muy normal pero que para cualquiera que leyese el texto comprendería que, al fin y al cabo, no lo es tanto.
Pero también tenemos más relatos que tratan sobre otros temas indescifrables antes de ser explorados. Acefalia nos cuenta cómo un señor puede vivir sin su cabeza; Posibilidades de abstracción relata la historia de una persona que tiene la capacidad de enfocarse en los detalles que en apariencia son los más ínfimos; Maravillosas ocupaciones retrata lo importante —o no— que puede llegar a ser el hecho de construir montañas de azúcar en la mesa de un café y Aplastamiento de las gotas es una especie de cuadro escrito sobre simples gotas que son las partes que componen una lluvia limpia e incapaz de dañar a alguien. Todo ello en un libro que pone frente a nuestros ojos las situaciones más cotidianas e imposibles en un mismo plano jerárquico, donde nada es relegado al cajón de lo no narrado.
Es verdad que después de este libro persiste la sensación de querer ser algún día un cronopio, un fama o una esperanza. Y es que ojalá algún día los hombres puedan aprender a bailar el entrañable CATALA TREGUA TREGUA ESPERA, aunque sencillamente nuestra proporcional anatomía y nuestra limitada forma de pensar y —es más— de preocuparnos, serían portales extremadamente difíciles de atravesar para quienes osasen lograrlo.
¿Te gustó este artículo?
More from Luis San Martín

Mario Acosta: “El hambre hasta nos fortalece, pero la violencia nos deja heridas indelebles”

Mario Acosta es un escritor mexicano que acaba de publicar el libro...
Read More

2 Comments

  • Muy buena reseña, me recordaste el "Aplastamiento de las gotas" que cuando lo leí hace muucho tiempo me encantó. Lo bueno de este librito es que puede ser retomado en cualquier momento, en cualquier lugar (sobre todo si uno tiene la edición de bolsillo). Lectura 100% recomendable.

     

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *