Fulgor del aire (Juan Gelman)

Fulgor del aire (recopilación 1956 – 2004)

LOM Ediciones
ISBN:9789562828772
Juan Gelman (1930)
228 Páginas
Precio referencial: $4.500

Antes de entender bien esta reseña deben conocer un pequeño dato; no soy bueno para la poesía. Seré de un alma muy simple o muy compleja, tal vez, pero nunca he llegado a comprender bien la poesía. Este libro, entonces, significa mi acercamiento a la poesía de una manera más concreta (por supuesto había leído a Neruda y a Mistral, como todo buen chileno) lo que no es un mérito menor. El poema que comienza el libro (“Oficio“) me cautivó de manera casi instantanea. Acá unos versos:
(…)quién me manda meterme, endecasílabo,
a cantar, quién me manda
agarrarme el cerebro con las manos, 
el corazón con verbos, la camisa
a dos puntas y exprimirme, (…)”

De esa manera, con un humor vacilante entre la ironía  y la felicidad, Gelman logró construir en mi mente, sobre la niebla que significaba para mi la poesía, una figura tan nítida, tan simple y sin horizontes. Gelman habla de amor sin ser romántico, reflexiona sin deprimir y ironiza sin ofender. Este es un libro maravilloso, tan lleno de historias como de pensamiento, tan distinto cada vez que lo abres, que se queda ahí, porque esta allí fuera en el mundo y aquí dentro en nosotros. Esa es una temática, tan universal como íntima.
Lléndonos a lo práctico, porque no soy literato ni catedrático, un libro de poesía puede ser un mejor amigo, en especial de la gente ocupada; leer una novela puede ser tan difícil para quien dispone de tan solo unas horas al día, pero Fulgor del aire entretiene tanto o más que una novela, cuenta y enseña en cada poema, con una o dos páginas como terreno, lo que cualquier novela de calidad.
Terminando entonces, con la anécdota de que Gelman recibió el premio de poesía Pablo Neruda en el 2005 (el libro parte con su discurso en el Palacio de la Moneda en el recibimiento del premio) y lo merecía a mares, porque supo romper esta cabeza de piedra mía y pulirla al menos un poco con sus versos. Totalmente recomendable para quienes leen poesía, e imprescindible para quienes no.
¿Te gustó este artículo?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *